¿Qué es phi?
Phi y la serie de Fibonacci
Funciones trigonométricas
Razones matemáticas
Pentágono
Espirales Áureas

Inicio :: Ver temas relacionados: Decalogo Geometria Sagrada :: Número de Oro :: Merkaba

¿Qué es phi?

Phi (1.618033988749895... ), pronunciado como fi, es un numero irracional como Pi ( 3.14159265358979... ), pero con muchas características matemáticas inusuales. Phi es la base de la Proporción Dorada. La razón o proporción determinada por Phi (1.618...) era conocida por los Griegos como la “Sección Dorada” y por los artistas del renacimiento como la “Proporción Divina”. También se le conoce como la razón Dorada o la Proporción Áurea.
Phi, como Pi, es una razón definida por una construcción geométrica.
Pi es la relación de la circunferencia de un círculo respecto a su diámetro. Phi es la proporción de los segmentos de una línea que resultan cuando una línea es dividida de una forma única y especial.

La línea es dividida para que la proporción de la longitud de la línea entera (A) respecto a la longitud del segmento de la línea mayor (B) sea igual que la proporción de la longitud del segmento de la línea mayor (B) a la longitud del segmento de la línea menor (C)

Esto es que A es 1.618... veces B, y B es 1.618… veces C. Recíprocamente, C es 0.618... de B y B es 0.618... de A. Phi con mayúscula "Phi" es 1.6180339887..., mientras que phi con minúscula es 0.6180339887, el reciproco de Phi o Phi menos 1.

Lo que hace a phi incluso mas inusual es que puede derivarse de muchas formas y ser encontrado en proporcionalmente en el universo. Phi F puede ser derivado por: la serie numérica descubierta por Leonardo Fibonacci, matemáticas y geometría.

Phi y la serie de Fibonacci

Leonardo Fibonacci, por herencia del mundo árabe, descubrió la serie que nos lleva a phi. En el siglo XII, Leonardo Fibonacci descubrió una serie numérica simple que es la base de la increíble relación que encontramos detrás de phi. Empezando con 0 y 1, cada número de la serie es simplemente la suma de los dos anteriores. Así: 0, 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55, 89, 144, . . .

La razón (proporción) de cada par sucesivo de números en la serie se aproxima a phi (1.618. . .). Así si dividimos 5 entre 3 es 1.666..., y 8 entre 5 es 1.60. En la medida en la que vamos mas lejos del 0 (punto de inicio de la secuencia) nos acercamos al valor de phi.

La tabla de abajo nos muestra como las proporciones de números sucesivos en la serie Fibonacci se aproxima a Phi.

Puedes computar cualquier número de la serie Fibonacci fácilmente. Usa phi para saber cualquier numero (n) de la serie Fibonacci (f)

fn = Fn / 5½

Phi puede derivarse matemáticamente resolviendo la ecuación:
n2 - n1 - n0 = 0 que es lo mismo que n2 - n - 1 = 0
Esta ecuación la rescribimos y nos queda así:
n2 = n + 1 y 1 / n = n - 1
La solución a la ecuación es la raíz cuadrada de 5 más 1 dividido entre 2
( 5½ + 1 ) / 2 = 1.6180339... = F

Esto resulta en dos propiedades únicas de phi:
Si elevas al cuadrado a phi, obtienes un numero exactamente 1 mayor que phi: 2.6180...
F2 = F + 1
Si divides a phi entre 1, obtienes un numero exactamente a 1 menos phi: 0.6180...:
1 / F = F - 1

Phi, curiosamente, puede ser expresado en cinco: 5 ^ .5 * .5 + .5 = F

Puedes usar phi para computar un número n en la serie Fibonacci (fn): fn = Fn / 5½

Como por ejemplo, el número 40 de la serie Fibonacci es 102, 334, 155, que puede expresarse
f40 = F40 / 5½ = 102,334,155

Este método en realidad nos provee un estimado que siempre esta cerca del numero correcto Fibonacci.

Funciones trigonométricas

También Phi puede ser relacionada a Pi por funciones trigonométricas.


Phi puede ser relacionado con “e”, base de los logaritmos naturales, por el inverso hiperbólico de la función seno: F = e ^ asinh(.5)

Puede ser expresado como un límite, dándonos una idea de su capacidad de auto recurrencia:

Es importante mencionar que phi es tanto una razón aritmética como una razón geométrica. Pero, ¿qué entendemos por razones matemáticas?

Razones matemáticas

El termino “razón” en matemática significa una relación específica de un numero como el punto medio respecto a dos extremos.

Razon aritmetica

En la imagen se muestra que la razón aritmética de 2 y 8 es 5, porque 5 esta a la misma distancia entre ambos si sumamos sus distancias:
2 + 3 = 5 y 5 + 3 = 8

Para la razón aritmética (b) de 2 números (a) y (c): b = ( a + c ) / 2
La razón aritmética entonces es el simple promedio (suma) entre dos números.

Razón geométrica

La razón geométrica es similar, pero esta basada en múltiplos comunes que relacionan su razón a los otros dos números. Por ejemplo, la razón geométrica de 1 y 9 es 3, porque 3 esta en la misma distancia de ambos si se multiplica su distancia:
1*3 = 3 y 3 * 3 = 9

Así 1 es a 3 como 3 es a 9.
Para la razón geométrica (b) de dos números (a) y (c), b es la raíz cuadrada de a por c.

La razón Dorada

La razón Dorada es una razón geométrica muy específica. En la razón geométrica de arriba, vimos las longitudes siguientes de segmentos de línea en una línea de números: 1,3,9.

Aquí, 1 x 3 = 3 y 3 x 3 = 9, pero 3 + 3 = 6, no 9. La razón Dorada impone el requerimiento adicional que los dos segmentos que definen la razón también deben sumarse a la longitud del segmento completo de la línea:

Esto solamente ocurre en un punto, que como usted puede ver arriba es solo un poco menos que 5/8, o 0.625. El punto exacto de la razón Dorada es 0.6180339887..., donde :
A es a B como B es a C y B + C = A

El numero 5 esta intrínsecamente relacionado con Phi y a la serie Fibonacci.
Phi puede ser derivado de varias formulas basadas en el numero 5. La más tradicional, basada en la construcción geométrica de phi es: Phi = (v5+1)/2

Esta formula también puede ser expresada en cincos como sigue: F = 5 ^ .5 * .5 + .5

Otra formula para phi basada enteramente en cincos, es: F= v((5+v5)/(5-v5))

Y, los términos de la representación de arriba de phi también pueden ser expresados de otra forma que involucra al 5: (5+v5) x (5-v5) = 5 + 5 + 5 + 5

Pentágono

Tome un pentágono con cinco lados iguales y conecte todos sus puntos para formar una estrella de cinco puntas. Las razones de la longitud de los segmentos de línea resultantes están todos basados en phi.

En la imagen notamos que A:B como B:C como C:D =0.618033 (el inverso de phi)

Puedes computar un numero n de la serie Fibonacci (fn) usando phi y la raíz de 5: fn = Fn / 5½

5 también el quinto numero de Fibonacci, en 0,1,1,2,3,5

5 aparece en cuerpo humano, que tiene proporciones basadas en phi. 5 extensiones del torso, 1 cabeza, 2 brazos, 2 piernas. 5 extensiones de cada brazo y piernas en 5 dedos cada una. 5 aperturas en la cara y 5 sentidos: vista, oído, gusto, tacto, olfato.

Espirales Áureas


Imagen de Grupo Implosión - Dan Winter


Si sumamos los cuadrados de cualquier serie de los números Fibonacci, van a igualar el ultimo numero Fibonacci usado en la serie por el siguiente numero Fibonacci. Esta propiedad se ve en la espiral dorada que se encuentra desde la concha del molusco Nautilus a las galaxias: 12 + 12 + 22 + 32 + 52 = 5 x 8,
entonces, 12 + 12 + . . . + F(n)2 = F(n) x F(n+1)

Nota: la espiral basada en la serie de Fibonacci es ligeramente diferente de la espiral perfecta generada por Phi por las aproximaciones en la serie a Phi. (1, 1, 2, 3, 5, 8 y 13 producen proporciones de 1, 2, 1.5, 1.67, 1.6 y 1.625)

Las espirales alternas en las plantas ocurren en los números Fibonacci. Las plantas ilustran la serie de Fibonacci en el número de sus hojas, en el arreglo de las hojas alrededor del tallo y en la posición de las hojas, las secciones y las semillas. Podemos ver en la imagen el centro de un girasol que ilustra este principio como 55 espirales en el sentido de las manecillas del reloj y 89 en contra.

Podemos apreciar en esta conifera 8 espirales girando hacia un lado y 13 girando hacia el lado contrario. 8 y 13 son dDos de ls numeros de la secuencia Fibonacci. El principio de la creación de la gravedady de la vida. Vea el trabajo de Dan Winter al respecto aquí.

La concha del Nautilus y la espiral dorada en la imagen de abajo

Notamos la espiral dorada que marca la pauta de distribucion de los elementos en esta pintura. Vea nuestra sección de Arte.

Observa las espirales áureas en esta imagen. ¿Puedes ver cuántas giran haciar la derecha y cuántas hacia la izquierda?

Qué es Psicogeometria?

La Psicogeometria es el estudio del ser humano por medio de los principios matemáticos y las practicas de la Geometría Sagrada. Nos sirve para elevar nuestra calidad de vida; resolver conflictos de pareja, familia y grupo; nos reestablece nuestra capacidad de amar y de construir nuestra felicidad como un proceso geométrico de interpretación de la realidad; nos invita al desarrollo de la conciencia sexual, instintiva, motriz, emocional e intelectual. Sus prácticas nos devuelven la felicidad y la paz del alma.

Los principios fundamentales de la Geometría Sagrada son tres. Primero, la Ley del Unidad - Teoría del Campo Unificado o Teoría de Supercuerdas; segundo, la Ley de Tres Geométrica o Ley de las relaciones - proporción, frecuencia y estructura; tercero, la Ley de Octava o Ley de las transformaciones - explica el proceso que siguen los eventos para desdoblarse en el tiempo y nos permite conocer la forma en que las ondas se expanden para cambiar nuestra dirección de vida hacia una de mayor plenitud, amor y paz.

La geometría viene de las raíces "geo" tierra o materia y "metria" o medición. Es sagrada cuando estudia la Ordenación del Universo, cuando estudia las proporciones, patrones, sistemas, códigos y símbolos que subyacen como eterna fuente de vida de la materia y del espíritu y que permiten ser autosustentable el universo que habitamos. La Geometría Sagrada es la huella digital de la Creación. Es el génesis de todas las formas. Es un camino para comprender quienes somos, de donde venimos y adonde vamos. Es una ciencia antigua heredada por el antiguo conocimiento hermético egipcio y griego.

Principios Geométricos

Son tres los números matemáticos sobre los que descansa la Geometría Sagrada: Phi, Pi y Euler. El número Phi (1.618033...) crea la espiral dorada a partir del vacío. El número Pi (3.1416...) circunscribe este giro y hace que la espiral doble sobre sí misma para envolverse y conocerse a sí misma. El número Euler (base natural de los logaritmos) completa y da solidez a este trazado. Si visualizamos este esquema, obtendríamos un Tubo Toro. Ver aquí.

La Psicogeometria es un conocimiento orgánico que se deriva de la ordenación del Alma bajo los principios de la Geometría Sagrada: la Ley de Tres Geométrica y la Ley de Octava Geométrica.

La Psicogeometria estudia la dimensión estructural y funcional del Alma. Este estudio nos remonta inevitablemente a la comprensión del ser humano como un sujeto creado a partir de la interpretación y la significación derivada de un principio de realidad sensorial.

La Psicogeometria nos explica cómo se crea el mundo del objeto y del sujeto y cómo pueden vincularse sanamente ambos; nos explica la imperiosa necesidad de retomar y vivir en un mundo donde impere la naturalidad en lugar de lo artificial; nos explica la noción de sujeto y el surgimiento de los centros de comando, los discos de memoria y la fisiología de la conciencia para el conocimiento de nosotros mismo.

La Psicogeometria nos invita a la ampliación de nuestro escenario interno de conciencia por medio del desarrollo de nuestro potencial sexual, instintivo, motriz, intelectual y emocional con miras a la creación de un Alma.

Retomamos la noción antigua de “psique” como el equivalente de alma y no únicamente como el significado que le ha atribuido la psicología actual como mente. La mente es un escenario de representación simbólica mientras que el Alma es un modelo geométrico de interconexión de funciones.

La Geometría Sagrada estudia los patrones y proporciones de la ordenación del Universo. La proporción dorada sustenta matemáticamente esta enseñanza y nos muestra la forma en la que se organiza la materia antes de existir como materia. De hecho, la predisposición de ciertas estructuras geométricas en el ADN permite a la molécula de ADN auto-organizarse y organizar su entorno para sustentar y preservar la vida. En suma, la Geometría Sagrada es una metáfora de la relación del universo con los patrones y proporciones que subyacen como base material de las formas y las manifestaciones del mismo.

Universo Uno – Campo Unificado

El Campo Unificado es posible por la existencia de un Toroide Fractal. La vida es posible por la profunda interconexión de todos sus elementos. El contexto determina y da fuerza a lo contextualizado.

El universo está formado por ondas-partículas que vibran en diferentes proporciones, frecuencias y geometrías. Es importante subrayar este aspecto. La diferencia en la naturaleza del universo es únicamente una diferencia de la geometría que se oculta atrás de su expresión material. Es una diferencia en la frecuencia o cantidad de ondas que ocurren en un tiempo determinado y en la proporción o razón matemática del evento o la onda.

Así, nuestro espíritu es tan material como una roca sólida. La diferencia radica en que nuestro espíritu esta constituido por vibraciones de frecuencia y geometría mucho más sutiles.

Al universo lo comprendemos por medio de dos leyes fundamentales: La Ley de Tres Geométrica y la Ley de Octava Geometría.

La Ley de Tres Geométrica - expuesta mas adelante - nos enseña que las diferentes expresiones del universo material y sus diversas manifestaciones son resultado de la variación en la frecuencia, amplitud y geometría de las ondas pero no en su naturaleza. Es decir, todo lo que vemos, tocamos y sentimos con nuestros órganos de percepción, vibra en diferentes rangos del espectro electromagnético, pero es un solo espectro electromagnético. El objetivo de la elevación de nuestro nivel de conciencia es lograr expandir nuestro rango de percepción sensorial y reconfigurar nuestro universo interno en consecuencia.

Objeto y Sujeto: fenómeno de captación

Cuando captamos el universo surge un objeto y un sujeto. El objeto es el evento en sí y el sujeto es el evento en mí. El sujeto se configura por la interpretación que le doy a un evento determinado. En esta interpretación se ponen en juego mis sistemas de valores, de pensamiento, de creencias. Es decir, en términos de percepción después de la Unidad de sustancia, el Campo Unificado, surge la dualidad de percepción: un objeto que es percibido por un sujeto.

El universo es Uno. Lo captamos cada uno de nosotros según nuestro rango de percepción sensorial y a la abstracción que hacemos le adjudicamos significados que configuran nuestro escenario interno de conciencia.

Se configuran entonces dos universos: el universo sensorial y el universo conceptual. El universo sensorial ocurre fuera de mí y el universo conceptual discurre dentro de mí.

El universo sensorial es objetivo porque no depende de la abstracción de nada ni de nadie para existir. En su contraparte, el universo conceptual es el cúmulo de experiencias que ingresan por nuestro rango de percepción sensorial y configuran conceptos, imágenes, pensamientos, emociones, actitudes, etc. creando nuestra noción de sujeto. El sujeto esta entonces “sujetado” al objeto. El sujeto que se crea de la captación de esta experiencia esta enmarcado en su propio escenario interno de conciencia o universo conceptual.

El universo interno que nos configura a cada uno de nosotros como sujetos se ha construido por el significado que le hemos atribuido a cada experiencia que hemos vivido. Seamos concientes o no de ello, existe una realidad donde las cosas son lo que son. La máxima hermética “Yo soy el que Yo soy”, se refiere a esta capacidad del Universo Uno por sustentarse y describirse a si mismo.

Principio de realidad: sensorial y conceptual

Para su comprensión estudiaremos este universo Uno o principio de realidad, desde la perspectiva del sujeto y la del objeto. Comprendemos el surgimiento de lo que sigue: el principio de realidad sensorial, que le pertenece al objeto y del principio de realidad conceptual que le pertenece al sujeto.

El mundo de los objetos se introyecta y configura el mundo del sujeto y viceversa. Aunque, como ya vimos, el Universo entero esta creado de ondas sinoidales y estas ondas se auto organizan en patrones toroides de estructuración; cuando el sujeto capta éste universo objetivo, su percepción del mundo lo distorsiona por sus condicionamientos culturales, familiares y sociales y crea un sujeto errante, un sujeto doliente. Un sujeto que produce en sus percepciones una visión equivocada del mundo, una visión que le devuelve el sufrimiento que proyecta.

El universo objetivo es llamado principio de realidad sensorial. Se ordena y se comunica armónicamente con ayuda de proporciones, patrones y frecuencias de ondas determinadas por la Geometría Sagrada.

El universo subjetivo también se llama principio de realidad conceptual. Para lograr vivir en armonía con nosotros mismo y con nuestro entorno este universo subjetivo debe ordenarse y comunicarse con patrones, proporciones u frecuencias de onda determinados por la Geometría Sagrada.

Sin embargo, en la mayoría de nosotros esta comunicación entre principios de realidad no ocurre así. El trabajo de Si mismo en su dimensión psicogeometrica consiste en lograr vincular estos patrones y frecuencias de onda en cada uno de nosotros y organizar la realidad subjetiva como se organiza la realidad objetiva. El universo en su sabiduría a diseñado formas de preservación y creación de vida que nos cuesta trabajo pasar por alto. Es innegable la sensación de paz y armonía que un ser humano siente cuando se contacta realmente con el patrón en espiral de una rosa o con cualquier otra manifestación de la naturaleza.

Fisiología de la Conciencia

La fisiología estudia la función de las cosas. En Psicogeometria nos referiremos a la conciencia no desde su perspectiva ontológica sino la estudiaremos por su fisiología, las funciones que realiza la conciencia. Las funciones básicas de la conciencia son cinco y están amparadas en la captación de la realidad sensorial cuando nuestro foco de atención se dirige y ordena las ondas para crear una representación simbólica en nuestro escenario interno de conciencia. A saber, los procesos de percatación, cognoscitivos y atencionales, la memoria y la inteligencia o creatividad.

La percatación sucede cuando enfocamos nuestra percepción en un objeto determinado; el proceso cognoscitivo surge cuando vinculamos los diferentes objetos captados, la atención sucede cuando ordenamos los diferentes objetos y la memoria ocurre cuando creamos una representación simbólica y conceptual del evento. La inteligencia es el arte de la combinación y consiste en estructurar las emociones, pensamientos y acciones de tal manera que nos abran un abanico de posibilidades que nos permita crear nuevas posibilidades.

Psicogeometria: estudio de la Realidad

La propuesta de Psicogeometria consiste en reconfigurar al sujeto bajo las mismas leyes, principios y ordenaciones geométricas que existen en el universo Uno para fundirse y comunicarse armónicamente con todo lo existente. Solo así nuestro sufrimiento, nuestros pensamientos equivocados, nuestras actitudes y creencias erróneas se disuelven en la totalidad de la comprensión.

Es la experiencia oceánica de la que los místicos de todos los tiempos y tradiciones nos han hablado. La experiencia de la no-dualidad, de la no-mente, de la unicidad. La experiencia que la humanidad ha buscado durante siglos.

La Psicogeometria nos propone el desarrollo de conciencia y la estructuración del sujeto a través desarrollar nuestro potencial físico, emocional, intelectual, sexual e instintivo. Estos cinco potenciales están vinculados con cada uno de los cinco sólidos platónicos en su función y estructura. Los sólidos platónicos son cuerpos tridimensionales que tienen la cualidad única de tener caras regulares, siendo estas caras, polígonos cuyos lados son iguales, como el triangulo equilátero, el cuadrado o el pentágono.

Cuando la persona se ubica en un alto nivel de percepción, ve las cosas tal cual son y no solamente como quiere que sean. En la medida en que ampliamos nuestro rango de percepción sensorial y afinamos este rango para captar los objetos tal cual son vamos disolviendo la barrera entre el sujeto y el objeto y nos integramos armónicamente, siempre con límites geométricos, con el mundo en que vivimos.

Nos recreamos como sujetos integrados, hasta que el sujeto desaparece y cobra conciencia de lo que siempre ha existido: el Universo Uno. Un universo donde todo/nada existe, puesto que la diferencia entre quien percibe y lo que es percibido se disuelve, quedando únicamente la experiencia de la meditación, de la fusión. La barrera limítrofe que nos separa de esta experiencia son nuestros propios pensamientos, emociones y acciones.

La Psicogeometria nos invita a estudiar y practicar la danza, la música, el arte, la arquitectura, el diseño, la dieta adecuada, la meditación y el desarrollo de la conciencia motriz, emocional, intelectual, sexual e instintiva basados en la Ley de Tres Geométrica y la Ley de Octava Geométrica. Nos invita a crearnos un mundo externo que tienda hacia la proporción Dorada, la proporción que permite la propagación y sustentación de los eventos/ondas y a crearnos un mundo interno sustentado en los mismos principios.

Si nos enfocamos en captar y crear las manifestaciones culturales que han sido construidas con Geometría Sagrada, logramos que las ondas del exterior converjan en nuestro interior sin destruirnos y sin destruirse, propagándose infinitamente.

Toroides Humanos y Memoria Fractal

Para comprender con mayor facilidad esta organización de la realidad en el sujeto vamos a entender la noción de centro de comando. Un toroide humano es una unidad compleja de interconexión de funciones que nos ayuda a sistematizar y organizar diferentes aspectos de la realidad subjetiva: los pensamientos, las emociones, los movimientos externos, los movimientos internos y la sexualidad.

Así, tenemos 5 toroides humanos básicos: el toroide sexual, el toroide emocional, el toroide motríz, el toroide instintivo y el toroide intelectual. La información que cada uno de estos toroides capta es almacenada en su respectivo disco de memoria fractal. Un disco de memoria es un escenario de representación simbólica donde se almacenan las experiencias vividas.

A grandes rasgos, el toroide intelectual organiza las funciones de síntesis, análisis, resolución de contradicciones, planteamiento de problemas, estructuración de datos; el toroide emocional organiza las emociones, los afectos, los sentimientos; el toroide motriz estructura nuestra capacidad de movimientos externos; el toroide instintivo dedica su trabajo a las funciones biológicas internas de nuestro cuerpo, por ejemplo al latido del corazón, a la respiración; y el toroide sexual percibe la atracción biofísica y electromagnética de los cuerpos.

Mundo Natural y Mundo Artificial

A lo largo del tiempo, diversas civilizaciones han expresado sus inquietudes del Universo de muchas maneras. Cada civilización se ha manifestado de diferentes formas en la cultura, el arte, la pintura, la arquitectura, el diseño, la ciencia. Cada civilización ha comprendido el mundo desde su perspectiva particular y ha generado un universo de significación que descansa sobre las bases del paradigma en uso de la época.

Sin embargo, mas allá de las diferencias culturales han existido civilizaciones que comprendieron el conocimiento profundo de la Geometría Sagrada y su relación con la naturaleza y el universo. Algunas manifestaciones culturales en la civilización Egipcia, Griega, Maya, Azteca y Árabe son ejemplo de ello.

Las construcciones y manifestaciones que han dejado estos pueblos han permitido estudiar el conocimiento y la cosmovisión que tenían. Es innegable la sensación de totalidad e integración con el universo cuando se entra en contacto con alguna de estas construcciones antiguas: el Partenón Griego, la pirámide de Giza, las pirámides de Teotihuacan, los templos Chinos, Palenque y la zona Maya, etc.

El conocimiento ancestral que tenían estos pueblos data de mucho tiempo atrás y se ha ido heredando secretamente entre los sacerdocios y las cúpulas de poder. Ahora es imprescindible que ese conocimiento nos vincule a todos. Compartir y comprender los códigos de la Geometría Sagrada es necesario para la evolución de nuestra sociedad y de nuestro planeta.

La mayoría de los pueblos de nuestro mundo contemporáneo no ha logrado comprender el código de la naturaleza y del cosmos, el código de la Geometría Sagrada. Nuestras ciudades, en su organización espacial, en su funcionamiento, estructura y cualidad, no se rigen por la expresión ni la comunicación que se derivan de los principios centrales de la Geometría Sagrada: proporciones basadas a la sección Áurea (individuo), frecuencia de organización de ondas en múltiplos y submúltiplos de Phi (sociedad), estructura de organización mundial geométrica (construcciones arquitectónicas arqueo astronómicas en posiciones planetarias de la Retícula Dorada).

De esta visión del mundo se desprenden dos tipos de manifestaciones en las civilizaciones: las manifestaciones artificiales y las manifestaciones naturales.

Permítame detallar esta categorización. Aunque ambas manifestaciones son creadas por el hombre, como expresión de carácter social, las manifestaciones artificiales no están sujetas a los criterios que propone la sabiduría del cosmos para que los eventos (las ondas) puedan manifestarse en total expresión sin autodestruirse y sin destruir otros eventos. Las manifestaciones artificiales son creadas por el hombre pero no incorporan el código, el lenguaje y las estructuras de auto sustentación de la Geometría Sagrada.

Por otra parte, las manifestaciones naturales (les llamamos naturales porque comparten el mismo código que la Naturaleza: el código áureo) también creadas por el hombre, se acoplan a los ritmos, la frecuencia, la proporción y la estructura de la Geometría Sagrada y por tanto tienen la cualidad de ser sustentables, no excluyentes, convergentes y armónicas.

La Psicogeometria nos invita a vivir con base en los principios de las manifestaciones naturales del hombre. En Psicogeometria estudiamos y creamos arte, música, pintura, arquitectura, diseño, meditación, visualización y normas de vida sustentadas en la Ley de Tres y la Ley de Octava de la Geometría Sagrada.

Ley de Tres Geométrica

La Ley de Tres nos habla de la ley de las relaciones en tanto a la naturaleza de los eventos con respecto a otros eventos. Los tres principios que rigen cualquier evento son: el principio de la proporción dorada, el principio de la frecuencia dorada, y el principio de la estructura dorada.

El principio de la proporción dorada nos habla de la manera en la que un evento se organiza a si mismo. El principio de la frecuencia dorada nos habla de la forma en la que este evento se vincula con otros eventos y la vibración que tiene. La frecuencia se refiere a la cantidad de ondas en un periodo de tiempo determinado. El principio de estructura Áurea se refiere a la forma en la que la onda/evento después de haberse organizado a si misma y haber decidido su frecuencia/función va a organizarse con respecto a una estructura mayor y por tanto a sistema de capacidades mayores. Los sólidos platónicos son esta estructura dorada.

Cabe mencionar que después del Absoluto, el cero, el campo unificado; surge el Uno, la onda sinoidal, la concentración hacia un punto de gravedad; dando surgimiento al dos, la dualidad, la confrontación, la onda sinoidal integrada en un tubo toroide que crea una referencia de la energía que entra y la energía que sale. La dicotomía nacida de esta dualidad es resuelta por la Ley de Tres Geométrica.

Ley de Octava Geométrica

La Ley de Octava nos habla de la ley de las transformaciones en el devenir temporal. Esta inscrita en la base de la teoría de la propagación de las ondas y su relación con la estrella tetraédrica y con la teoría musical. La Ley de Octava nos habla del ritmo con el que se propagan las ondas, es decir, cualquier evento. La Ley de Octava es la ley de la transformación que nos explica porque todo cambia y nada puede continuar en línea recta. De hecho, en la naturaleza no existen las líneas rectas. Todo esta creado por formas espirales.

Esta ley consiste en dos intervalos de tiempo y dos fases de desdoblamiento.
Comienza la propagación de una onda y se desdobla en el eje temporal siguiendo tres unidades equidistantes de tiempo: do, re, mi. Es la primera fase de la ley de octava. Llega a la nota fa y sucede un intervalo de tiempo. Se rompe la continuidad. En el intervalo de tiempo, la frecuencia de onda llega a un lugar donde tiene que decidir que rumbo tomar, en que dirección continuar propagándose. Es un tiempo de crisis, cambio y redireccionamiento en la vida de una persona. El intervalo puede ser llenado o no y de ello dependerá la dirección que se tome. En la segunda fase de la Ley de Octava continua el desdoblamiento de la onda con la nota sol, la, si. Sucede un segundo intervalo. Con características similares al primero: irrupción de la continuidad, crisis, redireccionamiento pero mucho más profundo e intenso.

El desarrollo de la luz, de las ondas, a lo largo del octaedro nos muestra la Ley de Octava desde una perspectiva geométrica.

No debemos olvidar que el tiempo orgánico esta sujeto a leyes distintas que la rigidez con la que medimos el tiempo convencional. El tiempo orgánico esta sujeto a procesos astronómicos y no únicamente a la medición lineal que propone el calendario gregoriano. Así un intervalo de tiempo en la Ley de Octava puede durar más tiempo o menos tiempo que la unidad de medida con la que se propaga la onda en la primer o segunda fase.

La duración de cada nota depende del caso que estudiamos. La ley de Octava es una ley que puede ser aplicada en cualquier caso, en cualquier universo, en cualquier circunstancia y en cualquier medición de tiempo orgánico.

Podemos constatar esta la Ley de Octava en nuestra vida cotidiana. Las crisis más profundas por la que atraviesa un ser humano son las de los múltiplos de siete u ocho años. Medítalo.
Inicio :: Ver temas relacionados: Decalogo Geometria Sagrada :: Número de Oro :: Merkaba